Consejos para el éxito en la Carrera al Chirripó

Por los agrestes caminos de Chirripó
1 julio, 2019
Lleve sólo lo necesario; cada gramo pesa en el camino
12 julio, 2019

Consejos para el éxito en la Carrera al Chirripó

La Carrera al Chirripó está limitada a la participación de 225 atletas, aunque el rápido proceso de inscripción en cada edición y la manifestación reiterada de muchos deportistas,  evidencia un interés multitudinario en participar en el evento.

Es de entender que los atletas que aspiran a escalar la cumbra máxima de Costa Rica, son deportistas experimentados que ya han participado en otras competencias de campo traviesa. Saben que la competencia es uno de los retos más desafiantes que se realizan en el país.

Pero, ¿están realmente preparados, para hacer un recorrido de 34 km, con un desnivel positivo de 2.480 metros,  a una altitud máxima de 3820 metros, donde el oxígeno comienza a escasear?

Ciertamente, nadie le puede dictar técnicas a un atleta experimentado, y tampoco le puede decir cuál indumentaria usar. Hay atletas gloriosos que registran sus nombres en letras de oro, en los anales de la Carrera al Chirripó, cuyos modestísimos inicios fueron conmovedores.

Pero los expertos también tienen consejos, para los que se están iniciando, que les pueden ser de mucha utilidad en sus entrenamientos:

  • Antes de intentar la escalada, a Base Crestones, compruebe que tiene las condiciones físicas necesarias, por ejemplo participe en otras competencias de características similares, incrementando, progresivamente, las distancias y los grados de dificultad.
  • Los zapatos no tienen que ser los más caros, pero sí los más adecuados, para que le ayuden durante el recorrido, sin causarle lesiones. Hay que tener presente las tenis para correr sobre pavimentos y las de correr en montaña tienen características diferentes.
  • La constancia es muy importante. Entrénese tres o cuatro días por semana y no trate de recuperar los días perdidos, en caso de que haya tenido que suspender algunas de sus prácticas. Tres o cuatro sesiones por semana; no más, porque los días de descanso también forman parte del entrenamiento.
  • Adopte un estilo de vida saludable. Las comidas adecuadas aportan la energía que se necesita para correr, recuperar, rendir más. Y beba mucha agua, durante los entrenamientos, aunque no sienta sed.
  • Ya en la competencia, el primer desafío por vencer es la adopción de un ritmo, de acuerdo con las características del terreno. Trepar con pasos cortos, y elevar las rodillas e impulsarse con movimientos cortos y rápidos de los brazos, en los trepones.
  • En el ascenso, inclinar el cuerpo hacia adelante, para mantener el equilibrio sobre el centro de gravedad y ayudarse con la brazada, como si estuviera jalando un mecate. Es útil para avanzar y para oxigenar el cuerpo. Apoyarse en la parte delantera del pie, de la planta hacia adelante, con el fin de ganar tracción.
  • Controlar la respiración. Recuerde que las cuestas son sólo parte del recorrido y que al jadear en exceso, se cae la energía. Si siente que le falta el aire y se incrementan las pulsaciones cardíacas, camine; no sienta pena. Los atletas más expermentados hacen trechos caminando.
  • En el descenso, también apóyese en la parte delantera del pie, para que suavice el impacto de los pasos y tenga una mayor flexibilidad en las articulaciones del tobillo y la rodilla. 
  • Al bajar, sobre todo si en el sendero hay curvas pronunciads, piedras y raíces, dé pasos cortos y abra los brazos y balancéese, para ganar estabilidad. Ya ampliará la zancada cuando la pendiente suavice.
  • Nunca pierda de vista el camino. Lleve la mirada siempre al frente, cinco o diez metros, para que tenga el tiempo que necesita para calcular el siguiente paso.

Estos consejos, como lo indicamos al principio, no son reglas y no aplican por igual medida para todo el mundo, pero podrían ayudarle. 

Dicen que la magia de los hermanos Fallas, tan familiares entre nosotros, consiste en “poner neutro” y descender a un ritmo vertiginoso, suicida. De su valentía nadie duda; pero sólo pueden llegar a la meta, porque dominan las técnicas.

Nos parece importante incluir estos consejos, no para que los atletas vuelen, sino para que disfruten el acontecimiento. Lo esencial es cumplir con los objetivos de la Carrera al Chirripó: promover el deporte, la vida sana y la felicidad de las personas, fomentar la protección de los recursos naturales y respaldar el desarrollo de San Gerardo de Rivas y las comunidades vecinas.

Comments are closed.