Nuestra organización; todo un modelo

Desarrollo en armonía con la naturaleza
23 julio, 2019

Nuestra organización; todo un modelo

El modelo de organización que distingue a la Carrera al Chirripó, se caracteriza por el trabajo valiente y  entusiasta de los habitantes de San Gerardo, su entorno y a la apertura de nuestra gente a trabajar en equipo.

La atención que ofrecemos a los científicos y turistas que visitan a diario el cerro Chirripó cuenta con el beneplácito del personal del  Sistema Nacional de Parques Nacionales y los que brindan los miembros de las organizaciones que integran el Consorcio Aguas Eternas.

Entre ambos –el SINAC y el Consorcio- tenemos un acuerdo de armónica convivencia. El aprovechamiento de un área protegida, como fuente de ingresos para la comunidad, deriva del respeto de los pobladores por la naturaleza que resguardan las autoridades.

Pero esa relación es posible gracias a la organización. Por un lado, están las asociaciones de desarrollo comunal de los poblados que se ubican en el trecho diez kilómetros de carretera que comunica Rivas con San Gerardo, integradas en la Unión Zonal de Asociaciones de Desarrollo de Rivas.

Por el otro lado, están:

  • La Asociación de Desarrollo Comunal de San Gerardo, titular en la organización de la Carrera al Chirripó, que genera ganancias para el desarrollo de obras comunales en todo el sector.
  • La Cámara de Turismo Rural de Chirripó (Caturcochi), conformada por los representantes de hoteles, restaurantes y otros servicios turísticos.
  • La Asociación de Guías Arrieros, Porteadores y Cocineros del Chirripó, que facilitan la estadía de los visitantes, tanto durante su estadía en la infraestructura turística local como durante el ascenso al Cerro.

Organizada de esta manera, la comunidad pone a funcionar el engranaje que demanda el desarrollo, en el ámbito local, pero su esencia y su dinámica, también le han dado poder de convocatoria.

Esta proyección externa se manifestó cuando se necesitó el apoyo de otras organizaciones, de alcances cantonales, para llamar la atención del Gobierno central, acerca de la necesidad de asfaltar la carretera. La carretera que comunica a San Isidro de El General  San Gerardo de Rivas no es “cantonal”, sino “nacional”.

Veinticinco años, habían pasado, desde que iniciaron las primeras gestiones, cuando nos vimos precisados a dar al Gobierno de turno un ultimátum, bajo la advertencia de que íbamos a adoptar medidas de presión.

Al llamado del entonces diputado Gustavo Arias, acudieron a brindarnos respaldo organizaciones del calibre de  la Upiav (Unión de Productores Independientes y Asuntos Varios), la Utraipez (Unión de Trabajadores Independientes de Pérez Zeledón) y el Comité Pro Rescate de Valores de Pérez Zeledón, representantes de la empresa de buses y avanzadas de estudiantes de los colegios de Canaán y Buena Vista.

La fuerza de la organización comenzó a sentirse en 2013 y, entonces, nos asfaltaron la carretera que, hasta 2014, era una mortificación de huecos, desniveles y sobresalientes piedras de río.

Hoy, viajar a San Gerardo, tradicional puerta de acceso al cerro Chirripó, es muy fácil. Treinta minutos desde San Isidro, para que viajen despacio, viendo los paisajes placenteramente, gracias al poder de la organización.

Comments are closed.